Te esperaba

Atándome a mis pensamientos me encontraba
aquella noche solitaria e inesperada bajo el bello cielo iluminado
con la enorme luna como consejera
y discutiendo con mi necio corazón sobre aquel momento no encontrado
la ansiedad se apoderaba de mi cuerpo
preguntado a la luna si un día volverá,
aun sabiendo que con un fuerte abrazo y un dulce beso antes de partir
derrumbo mi sospecha y me hato al idilio de su larga espera.

Al pasar los días y escuchar su voz como un susurro tras la distancia
la más maravillosa sorpresa floto en mi mente
como el bello pétalo de la más delicada flor al caer al mar
como las hojas de los árboles en el otoño
que vuelan por el bosque abrazadas por el viento misterioso que las arrancó.

Era su vos desde lo lejos
demostrando afecto en mi interior
llenando de esperanza mi insolente corazón
preso de mis pensamientos y enamorado del momento que vivió

ocupada con mi conflictiva labor
idealice el presente
como el tierno pez al querer salir de su pecera
aferrado a su apasionada libertad
imaginando sueños inconclusos en su material vida
completa y llena de dolor

buscaba terminar el año con la completa tranquilidad de encontrarlo de nuevo
de abrazar su fuerte cuerpo
como aquella luna en la oscura noche
se abrazaba con el frío para sentir calor

feliz emprendí el camino agotando conclusiones
y creando sueños que llegaran a mi
como el viajero en su barca al tocar tierra firme
cruzando los anhelados horizontes
y encontrando el verdadero motivo de su aventurada decisión

llego el momento y volaba por el aire
como el ave en su manada cambiando de estación
como aquella mariposa que en mi vientre estaban
revoloteando como abejas al llegar a su mansión

al verlo allí tras el vitral de la ansiosa espera
mi cuerpo vibrante demostraba la falta que hizo a mi humilde corazón

-¡Ya estás aquí! Dije con alegría
Esperando abrazar su cuerpo
con tanta fuerza que sintiera su calor
y por solo un momento al volverlo a ver
decirle como un susurro lo que en mis pensamientos flotaba
gritando por todo el mundo
mi verdadera sensación

haz vuelto y soy feliz
porque haz completado esa parte de mi inconcluso mundo
que te ama en el silencio de mi gran amor