Sobre la amistad

El otro día leí un artículo titulado  “¿Puede existir la amistad entre el hombre y la mujer?” En sí la cuestión en el artículo está planteada desde un angulo errado. En lugar de preguntarse si existe o no la amistad entre el hombre y la mujer (que a mi entender es una pregunta que no tiene sentido), lo que deberíamos preguntarnos primero es ¿Que es la amistad entre dos personas?

Y eso tal vez sea algo muy personal, por lo que voy a dar mi definición. Según mi opinión , la amistad entre dos personas (ya sean entre dos hombres, dos mujeres o un hombres y una mujer) es algo muy especifico, excepcional y sagrado. La amistad es un vinculo que une a dos personas desde lo más profundo, es decir que se trata de un vínculo donde existe una intimidad emocional que se ha ido construido a lo largo del tiempo y que, llegado cierto punto, se ha vuelo casi indestructible. Desde luego, una conexión semejante entre dos seres humanos es más la excepción que la regla.

En este sentido, los verdaderos amigos (la verdadera amistad) se cuentan con los dedos de la mano. Solo con muy pocas personas generamos este tipo de vínculos. Puedo llamar a mis compañeros de trabajo y de universidad amigos pero lo hago por costumbre, no porque signifique que realmente lo sean en el sentido que acabé de describir. Por hábito, cuando conocemos a alguien desde hace poco tiempo y nos cae bien, lo solemos llamar amigo pero, si nos preguntamos si se trata realmente de una verdadera relación de amistad, descubrimos que esto dista de ser así. Tal vez con tiempo esta persona se vuelva un amigo del alma, pero solo el tiempo y la afinidad determinaran eso.

Hay personas que, debido a su baja autoestima, llaman amigo a todas las personas a penas las conocen. Tan desesperados están por superar su soledad que fuerzan la situaciones para rodearse de personas que ellos consideran amigos aun sin conocerlos. Desde luego este tipo de actitudes solo aleja más a los otros. La amistades se van forjando con el tiempo en forma natural. Al punto tal que, cuando dos verdaderos amigos se preguntan cuando comenzó su amistad, ninguno de lo dos recuerda el momento exacto ya que las cosas se fueron decantando casi naturalmente y siempre se trata de una relación recíproca en donde ambos están de acuerdo que la otra persona se trata de un amigo del alma.

Por eso hay que saber diferencia entre la verdadera amistad (es decir un vínculo definido por una genuina intimidad emocional, construida por vivencias y experiencia conjuntas y macerada por el tiempo) de los usos bastardos de la palabra amistad y amigo.

En este sentido la amistad verdadera no se restringe a dos personas de distintos sexo o de distintas edades ya que va más allá de dichos factores según la definición que he dado.

Los malos usos de este concepto, como cuando alguien llama “amigo” a todo el mundo para evitar sentirse solo, es una de las tantas formas bastardear la palabra amistad. Por este motivo es importante identificar estos malos usos del concepto para así depurar la definición.

Otro uso erróneo que se le al concepto de amistad es el tristemente célebre caso de una mujer que le dice a un hombre “que lo quiere como amigo”. Con esta celebre frase las mujeres bastardean el concepto de amistad ya que, lo que realmente deberían decir en lugar de hacer uso erróneo de la palabra amistad y amigo es: “No me atraes en lo absoluto, no has podido generar tensión sexual y no te veo como un hombre sino como un objeto asexuado”. Por supuesto, decir una cosa así destruiría la ya baja autoestima del hombre en cuestión, por lo que las mujeres inventaron este eufemismo para evitar herir sentimientos. La verdad es que no se trata de una amistad. No son amigos, simplemente la mujer usa esa frase para evitar decir la dura realidad: eres un eunuco (un hombre incapaz de reproducirse).

Por supuesto muchas mujeres jamás admitirán esto y dirán que tienen muchos amigos hombres con los que no existen sentimientos de atracción por parte de ambos aunque en el fondo sepan que dichos hombres están “enamorados” de ellas o simplemente que quieren enhebrarlas irreligiosamente. Aclaro que estos hombres que dicen están “enamorados”, bastardean el concepto de amor, así como esas mujeres bastardean el concepto de amistad. Se trata de seres con muy baja autoestima que no saben como generar tensión sexual en las mujeres.

Las pregunta es ¿Porque algunas mujeres se rodean de estos mulos, a los cuales, en el fondo no consideran como verdaderos amigos y que saben que en el fondo las quieren penetrar? Para sentirse deseadas. Una mujer insegura usa la atención masculina para fortalecer su frágil ego ¿Se siente bien ser deseada por millones de machos en celo verdad? Por supuesto una mujer que realiza este tipo de acción evidencia que es poseedora también de una baja autoestima o por lo menos expone la presencia de ciertas inseguridades. Igualmente a todas las mujeres les gusta sentirse deseadas. Es parte de la naturaleza de la excitación femenina.

En conclusión un hombre puede tener una Amistad (con mayúscula) tanto con un hombre como con una mujer. Ahora bien, en el caso de una mujer, si la intimidad emocional es profunda y ambos cuentan con autoestimas saludables, es posible que ambos terminen en una relación en pareja. Es una posibilidad cierta en esos casos ya que de la intimidad emocional a la física hay solo un paso. En ese caso seguiría siendo una amistad genuina porque, por definición las parejas que llevan una relación armoniosa se llaman entre ellos, mejores amigos o compañeros de vida. Y ese es, precisamente, el secreto de una fructífera relación en pareja: ser mejores amigos.

Esto lo traigo acotación luego de escuchar a una desconsolada viuda en el funeral de su marido decir: “Tengo el corazón roto, he perdido a mi mejor amigo”.

Espero que les haya gustado

Hume

PD: Si todavía te quedaste en el falso debate de “si existe amistad entre el hombre y la mujer” o “el sexo arruina la amistad” o alguno de las variantes de ese tipo debates estériles, es que no entendiste el articulo, por lo que te sugiero que lo leas de vuelta y reflexiones antes de escribir.

¿Te gusto el artículo? ¿Lo odiaste tanto que te hizo vomitar? ¿Si fuese una comida lo comerías sin tragar?

DEJA TU COMENTARIO