Mi Tranvía

 

 

                   Mi Tranvía

Contemplé el asfalto viejo y sucio.

Mil horas de espera herrumbrada

en las vías mudas

de un tranvía quieto.

En la estación,

condenado a vivir del tiempo,

se alza la voz

de aquel silbato muerto.

Envejecidos hierros

productos de un pasado,

tristes títeres del ajetreo.

Mundo de boletos y horarios.

Mundo de cuentos.

De vueltas gratis

a escondidas del guarda.

Del piolín gastado

de bajar primero

y de tantas cosas…

mi tranvía viejo.

Sueño de pibe.

Ahora te veo.

Inmaculada y firme

tu carne descansa

entre bulón, madera y chapa.

tu brazo

alcanzando el cielo

parece decir: ¡Chispazo quiero!

Correr desnudo en las calles

recorriendo baches.

Tu andar de frente.

La mirada franca.

Tus mejillas chatas

sonriéndole al miedo.

Tu canto metálico

me arrulló muy dentro.

Tu campana

despertó en mí el sueño.

Mientras yo crecía…

En mi tranvía viejo.

 

Alberto Juan