Hablando de Música (3ra. Parte)

¿Que escuchamos cuando escuchamos?

No es una simple pregunta. Encierra una observación interesante.

Por supuesto voy a referirme con respecto a la música, ya que esta frase es aplicable a muchos aspectos de nuestra vida. que por ahora no trataremos aquí.

Bien, supongamos que estamos viendo un video clip de algún grupo que nos gusta.

Están los músicos en escena; guitarra, bajo, batería, teclados, quizás un saxofón, coro de niñas morenas, alguien con unas tumbadoras y otro rodeado de múltiples elementos de percusión, y el cantante que puede estar tocando guitarra también.

La pregunta es: Si no los estuviesen viendo, ¿podrían identificar cada uno de esos instrumentos solo por el sonido?… Prueben, cierren los ojos y escuchen. ¿Cuántos son?  Cuenten los instrumentos que escuchan. ¿Los reconocen?

Siguiente ejercicio:  Si el video lo permite, fijar la vista en alguno de los músicos, por ejemplo: el bajista. Relacionen el movimiento de los dedos con el sonido. Escúchenlo. Es un sonido grave y rítmico que junto a la batería son los que llevan la base del tema. Escuchen solo ese sonido. Si pueden traten de seguirlo con la voz, si les es posible con un tum tum tum. Quédense un rato escuchando hasta entender el patrón del ritmo. Depende de los temas en general se repiten las frases. Llamo frases a la secuencia de sonidos repetidos en cada compás.

Si lo tienen prosigamos con la batería.

Es más complicada ya que tiene muchos sonidos diferentes.

El redoblante es el principal, es donde marca el ritmo, que en un compás de cuatro tiempos se acentúa en el segundo y cuarto tiempo, es el que tiene entre las piernas.

El bombo central el que se ve de frente en el piso, que golpea con un pedal acompaña mucho los sonidos del bajo y a diferencia del redoblante marca el ritmo en el primero y tercer tiempo del compás.  Los platillos enfrentados  que marcan el también ritmo lo tiene a un costado, dependiendo sea zurdo o diestro, también se maneja con pedal.

Están los tambores flotantes que en general y como mínimo son dos. Junto a dos de pié a un costado. Todos los tambores tienen afinaciones distintas.  También usan diversidad de platos de diferentes diámetros al gusto de cada baterista.

Este es el instrumento que requiere la mayor independencia de manos y pies, debido a la gran variedad de golpes en su técnica como instrumento.

Además es el encargado del ritmo central del tema si se pierde o equivoca se va todo al diablo.

La guitarra puede ser rítmica o solista. La rítmica es la que acompaña con acordes y rasguidos. La solista es la que se destaca por los punteos durante el tema.

La intención de estos informes es la de hacer notar que cuando escuchamos música no solo prestemos atención a la letra si el tema es cantado, sino que pasa con todo lo que suena.

Para eso es bueno escuchar todo tipo de música, desde clásica, donde predominan los instrumentos de cuerda, violines, violas, violonchelos, descubran las diferencias de sonido entre ellos.

El jazz utiliza instrumentos de viento, trompetas, trombones, saxos. El tango, donde predomina el bandoneón, violín, piano. El folclore, guitarras y bombo es lo clásico.  El rock, el más electrónico con instrumentos amplificados.  En la mayoría la batería tiene su lugar indiscutido.

Esto en rasgos generales ya que cada uno de estos estilos puede variar de acuerdo a cada “arreglador” que no es nada más y nada menos quién decide que notas toca cada instrumento. Es el que embellece o arruina un tema. Por tal motivo son muy buscados los buenos arregladores.

Mucho tiene que ver las épocas de cada compositor y los instrumentos disponibles. Si Mozart o Beethoven hubiesen tenido la tecnología actual, no quiero ni pensar que hubiesen hecho con esa capacidad creativa.

También existe lo que se denomina “música fusión” donde se usan instrumentos no frecuentes de cada estilo.

Al variar el tipo de música que uno escucha, incorpora  distintos sonidos de instrumentos que tal vez nunca había oído antes.

Eso enriquece nuestra cultura musical y podemos disfrutar, que de eso se trata, y hablar con alguna propiedad sobre el tema, siempre y cuando sea algo que nos interese.

Aclaro que estos comentarios están dirigidos a todas aquellas personas que les guste la música y sin ser músicos, tengan deseos de saber un poco más al respecto.

Repasar los ejercicios de las partes 1ra. y 2da. son el comienzo de todo.

Y practicar, practicar, practicar. Solo con la práctica se logra éxito en lo que respecta a la música. Por eso se ensaya tanto, sea solista o grupo, para afiatar y saberse sin dudar lo que hay que tocar.

Un profesor de guitarra una vez me dijo: Si uno o dos días no ensayo, me doy cuenta yo solo, pero una semana que no toco, ya se da cuenta el público. Sabias palabras.

Lo que hemos visto hasta aquí:

He resumido en ejercicios sencillos y al alcance de todos, la aplicación de pautas para incorporar

el “ritmo” en términos musicales a nuestra vida cotidiana.

No es otra cosa que escuchar y practicar. Es la base principal entender esto si quieren además intentar tocar algún instrumento.

Les recomiendo para escuchar: A Bobby McFerrin, al grupo Barbatuques.

Se darán cuenta que no se necesita nada externo para hacer música. La música está dentro nuestro, solo hay que escucharla.

Les dejo la inquietud.

Buenas tardes.

¿Te gusto el artículo? ¿Lo odiaste tanto que te hizo vomitar? ¿Si fuese una comida lo comerías sin tragar?

DEJA TU COMENTARIO