EXISTENCIA Y FURIA

La luz curva en sus colores,
Me niego a lo ilusorio mientras rompo el reflejo,
Y ahí la encuentro desnuda y tibia,
Mientras mis brazos se enlazan
en la suavidad de su cuerpo.

Con mi puño rasgado fluyendo de verdad
Mi corazón vibra por su existencia,
tan genuina como la luz que unifica,
revelando en el desierto,
espejismos muertos de sed.

Convergentes un instante,
Mientras viaja en su aire, la infinita perfección.
El silencio se quiebra, una amalgama irónica,
La paz incendiada de amor.

Elevada despacio delirando mi sistema,
se dilatan los canales que nos dan la vida,
Los labios se perciben antes de la colisión,
Su boca callada eslabonada,
Por razones, por otras vidas, por dolor,
Rompe en libertad ante el roce,
y la voz deja,
que fluya todo.

Háblame de alquimia, de sentimientos viscerales,
Escupe el silencio o el fuego salvaje,
Di si eres indiferente o recorrerás el enigma,
Dime que te aceptas o que te odias.
Pero no me digas,
que no existes.